jueves, mayo 19, 2022

Rubén Blades: “La corrupción no se va a acabar nunca”

- Publicidad -
- Publicidad -

En su faceta en la política, el cantautor panameño Rubén Blades ocupó desde el 2004 al 2009 el cargo de Administrador General y Ministro de Turismo de la República de Panamá.
El compositor, abogado, actor y activista conoció de primera mano el servicio público y fue testigo de quiénes realmente llegan a posiciones gubernamentales para servir a un pueblo o para enriquecerse en “función de la infelicidad de otro”.
Desde su experiencia y los pronunciamientos que ha hecho en contra de la corrupción pública de su país y en el resto de los países de América El Nuevo Día conversó con el reconocido artista ante los arrestos de ayer, jueves, de los alcaldes de Humacao y Aguas Buenas, Reinaldo “Rey” Vargas Rodríguez y Javier García Pérez, respectivamente, acusados de cargos federales por un alegado esquema de corrupción.
“¿Realmente el germen de la corrupción se puede extinguir?”, preguntó El Nuevo Día en entrevista por Zoom con el artista que en el 1994 se postuló como presidente de la República de Panamá y obtuvo el tercer lugar entre siete candidatos presidenciales.
“La corrupción no se va a acabar nunca, porque eso va desde Adán y Eva. Eso es parte de nuestras posibilidades. Son las negativas, pero existen. Siempre habrá alguien que no podrá evitar la tentación de tener algo que no es de ellos o de utilizar el poder en función de la infelicidad de otro. Siempre vas encontrar eso. Sin embargo, soy optimista. Trabajé cinco años en el gobierno de mi país. Yo no entré para aprovecharme de mi país. Entré a servir a mi país y a mi pueblo. Sé que hay mucho funcionario público que piensa de igual manera. Desafortunadamente, vamos a encontrar pillos. En Panamá ahora mismo tenemos un problema de corrupción tan grande o igual que el de Puerto Rico en el organismo legislativo y judicial”, señaló el artista que no estaba ajeno del arresto de los alcaldes locales que, según la acusación federal ambos funcionarios públicos recibieron miles de dólares a cambio de otorgar contratos a dos compañías de recogido de basura y de asfalto. Para Blades el hecho de que la corrupción no se extinga no significa de que hay que vivir en el conformismo de que no hay solución o bajo la premisa de que siempre eso va a pasar.La recomendación que hace el artista es que haya una mayor inclusión de ciudadanos no afiliados a los partidos políticos que ocupen puestos electivos y gubernamentales.

“La recomendación que hago en Panamá se la debo a mi querido Puerto Rico también es que tiene haber más participación de personas que no forman parte de los partidos tradicionales. En Panamá tenemos un problema que son clientelistas. Solo tenemos unas 2,600 personas que están registradas con capacidad de votar dentro del patrón electoral y 1,700,000 están en los partidos.
Nadie está en un partido político por cuestiones ideológicas. Los partidos dicen que son de izquierda, dicen que son de derecha, pero lo que son, son ambidiestros… Mientras más personas participen en la oposición con candidatos y candidatas, menos opción van a tener (los de los partidos tradicionales) en ocupar su puesto”, sentenció.

Blades aclaró que cuando él fue funcionario público, hizo una pausa de cinco años de toda la faceta artística para así evitar un conflicto ético.

- Publicidad -

Deja un comentario

Lo mas reciente
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
También te puede interesar
- Publicidad -spot_img