lunes, mayo 16, 2022

Economistas analizan panorama económico de RD en medio de complejo escenario mundial

- Publicidad -
- Publicidad -

Por Marolin Castillo y Nuriely García

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los economistas Luis Humberto Vargas, Víctor Manuel Peña y Rafael Espinal abordaron los principales aspectos en lo que se refiere a la economía dominicana, en un complejo entorno mundial envuelto por guerras, la última por la invasión de Rusia a Ucrania y una crisis sanitaria aún latente.

Los economistas hablaron sobre la inflación dominicana y sus causas, coincidiendo en que la política monetaria expansiva aplicada por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) al inicio de la pandemia contribuyó a agravar el fenómeno inflacionario, y además, tocaron aspectos como la seguridad alimentaria, la Ley de Hidrocarburos, las energías renovables como alternativa a los altos precios de los combustibles y los subsidios otorgados a distintos sectores.

Los especialistas emitieron sus consideraciones durante un panel moderado por la comunicadora Julia Muñiz, en el que se abordó la cuestión de cómo afecta la baja del dólar a nuestro país, en una transmisión especial de la plataforma digital El Nuevo Diario TV.

(Ver programa). https://vimeo.com/689289687

Profundizar política de apreciación del peso

El abogado y economista, Víctor Manuel Peña, sostuvo que la apreciación del peso aún es insuficiente porque se devaluó hasta llegar a 58 pesos por dólar, por lo que entiende necesario profundizar la política de apreciación del peso dominicano frente a la moneda de referencia, para reducir de manera significativa los niveles de inflación.

“Y más ahora que estamos siendo afectados por una guerra que tiene consecuencias sobre la inflación a nivel internacional y de la República Dominicana, naturalmente, porque somos un país que tiene que importar bienes de capital, intermedios, materias primas y productos de consumo final que producimos de manera insuficiente a nivel agrícola e industrial”, agregó.

Puntualizó que los elementos externos no han sido la única causa de la inflación en la República Dominicana, porque siempre han existido causas internas, y en ese sentido dijo que desde que el expresidente Danilo Medina llegó al poder en 2012 y hasta que salió en el 2020, estuvo aplicando un porcentaje de depreciación de la moneda en el Presupuesto Nacional.

También señaló que, cuando inició la pandemia del COVID-19, el Banco Central no midió que no podía aplicar permanentemente una política monetaria expansiva que se aplicó para enfrentar la recesión.

Explicó que luego de que el Banco Central decidió en noviembre del año pasado reorientar la política monetaria, y en lugar de aplicar una expansiva, aplicó una restrictiva, empezó a recogerse con esto el exceso de liquidez que había en la economía, por lo que el peso dominicano se ha estado apreciando.

Arancel cero

Al hablar del proyecto de ley para reducir a cero los aranceles aplicados a productos básicos importados, el miembro de la Dirección Central de la Fuerza del Pueblo estableció que una eliminación de aranceles no se traduce, necesariamente, en una baja de precios.

También señaló que la medida puede afectar la producción local, “la que debe ser estimulada para que se desarrolle aún más”, por lo que dijo que se debe tener mucho cuidado con lo que se plantea en el proyecto.

Combustibles

El economista consideró que en estos momentos procede, no solamente contemplar un impuesto a los combustibles, sino también una eliminación de exenciones, por una razón de subsistencia del ser nacional y de existencia de la República Dominicana como organismo social.

“Que se eliminen las exenciones que hay de venta de combustibles a grandes empresas que no las necesitan para funcionar de manera adecuada, porque ese asunto de las exenciones a las grandes empresas afecta a la población dominicana”, abogó.

Altos precios se comieron el aumento de salario

El economista y coor­dinador de la Escuela de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), Rafael Espinal, sostuvo este jueves que la inflación en el país, que en estos momentos se encuentra en un 8.9% interanual, “se ha comido” el aumento al salario mínimo que realizó el Gobierno el pasado año 2021.

“Es tan serio que, el aumento que se hizo al salario mínimo el año pasado desaparece con la inflación, es decir, se lo ha comido el alza de los precios, la inflación en el mes de febrero fue la más alta en 10 años”, expresó. 

El economista proyectó que la inflación va a terminar el año 2022 sobre el 10%, en especial porque se vive un momento muy complejo en los mercados mundiales, e incluso, sostuvo que también traerán otros problemas el que las autoridades norteamericanas estén anunciando el aumento de las tasas de interés para contrarrestar la situación.

“El camino que tenemos por delante no está nada claro, no hay claridad de que la inflación se vaya a detener aún con la buena voluntad del Gobierno, de tratar de buscar mecanismos para disminuir esa presión, pero evidentemente que el mundo no tiene una ruta muy definida que pudiera uno decir que en seis meses va a volver todo a la normalidad”, sostuvo.

Espinal consideró que el Gobierno ha hecho lo posible en medio de una situación internacional difícil porque ha estado subsidiando a los trabajadores y a los consumidores con distintos programas, y asimismo, ha tratado de mantener tasas de interés bajas para los productores. 

Seguridad alimentaria

Espinal también destacó que todo lo que sea estímulo a la población agrícola nacional tiene que implementarse para garantizar la seguridad alimentaria, y dijo que los subsidios que el gobierno puede dar para garantizar precios debe darlos al productor agrícola, porque colocarlos en otros sectores como los combustibles lo que provoca es “corrupción”.

Consideró que si la economía del país no es socialista, el gobierno no tiene porqué fijar precios a los combustibles, sino que tienen que flotar en el mercado y las autoridades deben poner los impuestos en frontera.

“Cuando tú fijas márgenes, lo que estás es garantizando la ganancia a cada uno de los comerciantes de la cadena y entonces encarece porque el impuesto que fija el Gobierno, además de no estar transparentado, no se aplica en frontera que es donde debería aplicarse en un bien importado”, añadió.

Asimismo, apuntó que dar subsidios generalizados en sectores como transporte y electricidad solo genera “inequidad, concentración de la riqueza, corrupción y privilegios que al final de cuentas provoca inconformidad”.  

“La economía dominicana es una de las que más crece en América Latina y, sin embargo, permanece mucha inequidad, pobreza, falta de oportunidades a la población y es resultado de que el crecimiento se ha concentrado en determinados sectores que, de alguna manera, han sido siempre los que han tenido secuestrado al Estado dominicano”, dijo.

Energías renovables

Tras referirse a los derivados del petróleo,  el economista Luis Humberto Vargas, puntualizó que en vista de que la República Dominicana es dependiente de otros países en ese aspecto, la única posibilidad de contrarrestar el espiral alcista de los combustibles, es optar por la producción y el consumo de energías renovables en el país.

“En lo único que nosotros no tenemos posibilidad, es en el caos de los energéticos. El 85% de los energéticos vienen de Estados Unidos, 5% de Holanda y otro 5% de Colombia con el carbón. Pero eso puede ser sustituido a través de energía renovable, nosotros tenemos los recursos”, expuso.

De igual forma, habló de transparentar la estructura del precio de paridad, algo que según expuso, solo ha sucedido una vez en la historia del país cuando el extinto presidente Joaquín Balaguer decidió liberar estos datos por dos semanas.

Banco Central

El experto en el tema aseguró que la inflación es un mecanismo utilizado por los grupos empresariales para poder redistribuir el ingreso nacional y obtener más ganancias. En tal sentido, sostuvo que el Banco Central debió “admitir su fracaso”, porque su única función es controlar los precios, algo que según expuso, la entidad no ha logrado hacer en los diferentes escenarios de la crisis mundial.

“El Banco Central lo que debió haber dicho fue: fracasamos, porque para lo único que sirve el Banco Central es para controlar los precios, pero tenemos una inflación en el país cerca del 9%, entonces el Banco Central que se dedique exclusivamente a gestión monetaria, no de las divisas, ni otras cosas”, acentuó.

Aranceles

El economista recomendó al Gobierno tener cuidado en torno a la eliminación de aranceles a productos de la canasta básica familiar, porque la República Dominicana tiene una economía muy sesgada a la producción en los bienes de consumo y si se eliminan estos impuestos es probable que la producción local sea muy cara.

“Aquí hay que desarrollar políticas a mediano y a corto plazo. Aquí hay que reorientar la producción hacia el mercado interno, no como se sigue insistiendo en el mercado externo, porque aquí solo se habla de exportación”, expresó.

No obstante, denunció que el país no cuenta con una base de datos que permita desarrollar políticas públicas para su crecimiento económico, y en ese sentido invitó a los funcionarios y autoridades competentes a que analicen bien las cosas que sí están funcionando dentro del Estado en el aspecto económico, para que se sigan replicando.

 

- Publicidad -

Deja un comentario

Lo mas reciente
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
También te puede interesar
- Publicidad -spot_img